Avistamientos de Ovnis

El hallazgo en un monasterio budista del Japón de un antiguo documento debela que la noche del 27 de octubre de 1180 apareció a un costado de la montaña avistamientos de ovnis, en la ciudad de Ku, un raro artefacto luminoso que condujo por el camino de Fukurama, rumbo al noreste. Mas tarde cambia de curso dirigiéndose así asía el sur. En tiempos remotos no existían ni los satélites artificiales, ni globos sonda, ni tampoco alguna especie de cohetes. ¿Que fue lo que dejo perplejos a los campesinos?.

Avistamientos de Ovnis

Se dice que el 24 se septiembre de 1235, un general llamado Yoritsume se encontraba acampando con sus tropas y de repente observó un fenómeno que ni el ni sus soldados llegaron a presenciar nunca. Unos destellos que en el cielo que aparecían y desaparecían, dejando por el camino marcas luminosas. Yoritsume de inmediato le dijo a sus soldados que estudiaran el fenómeno ocurrido.
El sacerdote Nichira salvó su vida de milagro debido a que otras luces vistas el 12 de septiembre de 1271. Iba a ser desollado en el pueblo de Kamakura, de pronto apareció un raro artefacto con forma de media luna, brillaba muchísimo, causando mucho pánico entre el tumulto de gente, tanto así que las autoridades sumado a la gente y el verdugo corrieron por sus vidas, así fue cuando el sacerdote quedo solo y huyo.
El 2 de enero de 1458 al parecer se pudo ver otro objeto brillante, de iguales características, su aparición fue acompañada por raras señales en el cielo y la tierra. Las personas corrieron a sus hogares espantadas de esto y pensaron que se acabaría el mundo. El 7 de marzo vuelven a aparecer avistamientos de ovnis, los objetos rodeaban a la luna, los mismos cambiaron varias veces de color desapareciendo bruscamente de los ojos de las personas.

10 años mas tarde mas precisamente el 8 de marzo de 1468 apareció sobre el monté de Kasuga un extraño artefacto que emitida un sonido similar al que produce una rueda estando en movimiento. En cuestión de minutos se esfumo rumbo al oeste. Recién el 3 de enero de 1569 se encontró otro interesante avistamiento en una crónica Japonesa. Ese día se pudo ver una estrella que lanzaba fuego. El gran oráculo japonés predijo grandes cambios en el país, también el final de la dinastía Chu. Un par de siglos más tarde aparecieron 3 objetos de forma circular que quedaron inmovilizados en el cielo por 4 días, dejando a la población aterrada. Las autoridades tuvieron que poner mano dura en el asunto y cortaron unas cuantas cabezas para poner orden.
¿Qué eran aquellos objetos de forma circular con luces que aterraron a la población japonesa? Nunca se pudo aclarar tales manifestaciones, de igual forma pasaría con los fenómenos vistos en Europa desde los comienzos de s XVI.

En Alemania y Suiza hubieron más avistamientos de ovnis

El 20 de abril de 1535 hubieron varios avistamientos de ovnis, fueron vistos por los pobladores de Estocolmo 5 soles brillantes, que hacían extrañas formas circulares, sus habitantes asustados por lo que estaba aconteciendo se preguntaban que estaba pasando. Olaus Petri, famoso teólogo y matemático sueco, le dijo a su amigo Urbano Malare(pintor oficial del rey) que le copiara en una tela el fenómeno. Dicho cuadro se mantiene tal cual en la catedral de Estocolmo. Se ha analizado lo ocurrido como unos halos alrededor del sol, pero esta explicación no es conveniente ya que las casas están unidas en el cuadro por delante, pero el sol aparecía al otro lado.
Los vecinos de Ottingen, en Baviera, verían el 28 de junio de 1548 redas voladoras, que pasaban por el cielo dejando unas señales rojizas a su paso. El 13 de junio de 1554 se trasladaron por encima de Jena una cantidad lo bastante grande de esferas y discos, que cambiaban de ritmo y sentido bruscamente y tomaron dirección asía el norte para quedarse rojas de pronto. En un libro publicado a mediados del s XVI por el psiquiatra C.G. Jung llamado “un mito moderno” mostraba una noticia hecha por la gasela de Naremberg. Comentaba que al amanecer del 14 de abril de 1561, los vecinos veían en el cielo un gran número de esferas color sangre, discos de forma circular, varias cruces y dos largos conductos. Los Testigos dijeron que estos objetos parecían luchar entre si, y pasado un rato estos cayeron al suelo despidiendo un humo, este mismo acontecimiento se daría de nuevo el 7 de agosto de 1561.

Avistamientos de OvnisEl 7 de agosto pero de 1566 los habitantes de Basilea en Suiza vieron  también avistamientos de ovnis, una gran cantidad de esferas negras alrededor de la madrugada, y de repente se cambiaron a color rojo desapareciendo en un abrir y cerrar de ojos. El estudiante de teología Samuel Coccius hizo un informe sobre el fenómeno, que envió a la gasela de Basilea. El 29 de septiembre de 1571, el diario Neve Zeitung de Basilea, hablarla de aquella esfera negra que apareció en el cielo y se mostró durante todo el día.
Tres semanas después, el papa Pio V vio algo muy raro en el cielo. Esto paso el 17 de octubre, cuando estaba mirando desde una ventana, y tuvo la oportunidad de observar, lo que le llamo “mecanismo”, que estuvo por unos minutos en el cielo para luego desaparecer.

En 1575 publicaron en Francia un libro escrito por Pierre Boistuau. Una de las cosas que decía es “El rostro del cielo ha sido desfigurado tanta veces por cometas barbudos de largas cabelleras, por antorchas, llamas, columnas de fuego, lanzas, escudos, dragones, luna, soles multiplicados y otras cosas del mismo genero, que si se quisieran mencionar por orden los fenómenos ocurridos desde el nacimiento de Jesucristo y buscar los motivos de su origen no bastaría la vida de un hombre”. Debido al enorme éxito del libro se tuvieron que hacer varios ejemplares. En la de 1594 se hacia referencia a lo que sucedió muy cerca de Tubingen, Alemania, a las 7 de la mañana del 5 de diciembre de 1577. Empezaron a aparecer unas nubes negras alrededor del sol, a las que se le unieron otras nubes de fuego fojas y amarillas. Dichas nubes se podían ver efectos de luz con forma de sombreros gigantes, y de pronto la tierra se vio amarilla y azul, verde y negro. Antes de culminar el siglo, se iba a publicar un caso sin mucha importancia pero que tal vez podría representar un encuentro cercano del tercer tipo.
Jerónimo Cordan, gran matemático francés (nació en 1501 a 1576), escribió en unos de sus libros, titulado “De subtitiliate”, la travesía vivida por un padre llamado Facius. El 13 de agosto de 1491, este religioso tuvo la oportunidad de presenciar avistamientos de ovnis, parece que lo visitaron 7 sujetos vestidos con ropajes bastantes pintorescos, los sujetos abrieron la puerta y pasaron a la habitación pese a que estaba cerrada con llave.
En el siguiente siglo se publicaría otra obra de mayor interés, aun más que la del matemático.

 

Búsqueda personalizada
 
Copyrigth © 2009 Extraterrestres y Ovnis. Todos los derechos.