Quienes Somos

Este sitio lo he realizado años después que repentinamente me ocurrieran varios casos de viaje astral, desde ya le agradezco a mis amigos de este portal que me prestaron un rincón de este sitio para expresar mis experiencias que les parecieron muy interesantes. Mi intención es difundir este tema y aclarar dudas a los que les ocurren estas cosas. Después de estudiar mucho el tema decidí hacer un sitio de ello, contando mis experiencias para que cada uno saque sus propias conclusiones. Que sinceramente según mi entender, es lo más importante.

Búsqueda personalizada

 

La primera vez que me ocurrió fue hace unos 7 años atrás, en ese momento tenía 16. En una noche como cualquier otra, me acosté normalmente y me dormí… A cierta hora de la madrugada fue cuando ocurrió, después que me despertara de un sueño, o como le llamo yo… se despertó mi conciencia.
Me di cuenta que al despertarme no podía mover ninguna parte de mi cuerpo, pero la ironía era que yo ¡estaba despierto!, con los ojos cerrados, pero despierto. Podía pensar y razonar normalmente. En un momento dado después de sentir una especie de estallido comencé a flotar muy de a poco, pero cada vez más y más.
Yo en ese momento compartía el cuarto con mi hermano y dormíamos en cucheta (una cama sobre la otra), yo estaba arriba como siempre. Y me asuste porque en un momento pareció que estaba parado en la cama y en posición vertical. Al estar en la cama de arriba, mi miedo era en caerme y lastimarme. Todo me hacia creer que era sonámbulo o algo similar y no tenía control de lo que hacia. Por suerte, cuando empecé a alejarme más de mi cuerpo y temía caerme de la cama, por el viento la puerta de mi cuarto se cerro, produciendo un ruido importante. Esto hizo que rápidamente volviera otra vez a mi cuerpo, logre conectarme y muy dificultosamente pude mover una pierna. Eso me trajo de nuevo totalmente.
Después de esto me desperté muy asustado y no me quise levantar de mi cama hasta que amaneciera.

Una semana más tarde me volvía a ocurrir, pero con la diferencia que quise dejar seguir el rumbo de esta experiencia. Cómo comenzó, fue muy similar a la anterior, sólo que al comenzar a “flotar” fuera de mi cuerpo, sentía que además de eso también giraba como una hoja de papel al viento. En un momento dado empecé a rozar las paredes de mi habitación con mi “cuerpo astral”, al ocurrir esto, la sensación era como pasar la mano en una televisión recién apagada, como electroestática. Después de unos minutos comencé a asustarme y decidí cortar con esta experiencia moviendo con dificultad alguna parte de mi cuerpo, que por momentos parecía imposible.

Estos fueron mis dos primeros casos de Viaje Astral, después más adelante me siguieron ocurriendo casos similares hasta hoy. Por momentos también he logrado escuchar voces que decían querer enseñarme como funcionaba esto, y otras veces también sentí presencias que se burlaban de mí, agarrándome para que mi cuerpo astral no se moviera del lugar.

Mis conclusiones sobre el Viaje Astral

Hay muchos libros y teorías del tema, yo por mi parte prefiero creerles mucho más a mis experiencias y mis conclusiones.
Siempre fui, y creo que soy bastante incrédulo. Pero después que me ocurrió esto me cambió mi forma de pensar, por más que no descarto que sea algo simplemente del cerebro humano, una sensación que nos hace parecer que despegamos de nuestro cuerpo sin que esto sea así. Pero de algo estoy seguro, si el viaje astral fuera verdad, yo me inclinaría por pensar que todos tenemos un alma o cuerpo astral, independientemente de cualquier religión. Esto no tiene que ver con dios ni algo que se le parezca. A mi entender es pura y exclusivamente ciencia, cosas que todavía no se pudieron descubrir por falta de pruebas. Todos tenemos una energía dentro nuestro, por algo las religiones sólo coinciden en una sola cosa, “El Alma”.
Cuando me ocurrieron estos casos, siempre estuve totalmente conciente. Es como tener el cerebro despierto y el cuerpo no, nunca pude ver nada, solo pude sentir sensaciones, escuchar y tocar. Las presencias que en algunos casos pude sentir cuando me hablaban o me tocaban, realmente no tengo explicación para ello, lo único que sé, es que no todas tienen las mismas intenciones y hay que ser cauteloso con ellas.

Ahora sólo una pregunta me invade mi mente, si esto nos pasa cuando estamos vivos, y podemos razonar y pensar normalmente. Algunos dicen que es por el “cordón de plata” que nos une al cuerpo astral. ¿Pero que pasa cuando nos morimos? Ya que el cerebro como el resto del cuerpo deja de funcionar. ¿Será que nuestro destino simplemente es flotar por alguna parte como un vegetal?

Si me quieres preguntar algo o contarme tus experiencias, no dejes de ponerte en contacto conmigo. Gracias por su visita. Contactarnos »

 

 

 
«Vover: Viaje Astral
Copyrigth © 2009 Viaje Astral. Todos los derechos.