Búsqueda personalizada

 

Avistamientos de Ovnis

Los primeros avistamientos de ovnis que tuvieron lugar en la época moderna, ocurrieron a partir del año 1947. Luego de este año se continuaron produciendo, cada vez con mayor frecuencia.

Avistamientos de Ovnis
El “período contemporáneo” en observaciones de ovni comienza con lo que el investigador Jacques Vallée ha denominado “fenómeno de Arnold”, debido a la seriedad y veracidad del acontecimiento. Se trata del avistamiento del piloto norteamericano Kenneth Arnold. En 1947, éste sobrevolaba Chelalis con destino a Yakima (Washington). Cuando se encontraba a 2.800 metros de altitud divisó hacia el norte del monte Rainer, a cuarenta kilómetros aproximadamente, una serie de enormes objetos extraños flotando en el cielo. El piloto relataba que los mismos se movían a una velocidad increíble, dos mil cuatrocientos kilómetros por hora según sus cálculos y parecía como si nacieran desde atrás de las montañas. Además narraba que era un día en el cual el cielo estaba totalmente limpio de nubes, por lo que claramente podía observarse como estas extrañas estructuras voladoras emitían destellos luminosos, sin lugar a dudas una de las grandes historias sobre los avistamientos de ovnis. Según Arnold, los objetos voladores tenían forma de platos unidos por su circunferencia más grande. Teniendo en cuenta la clasificación mencionada en la sección “Los Ovnis”, lo observado por Kenneth Arnold correspondían a platillos voladores con ambas caras convexas. El piloto agregó además, que parecía que todos se encontraban como unidos a través de lazos invisibles, ya que cada vez que uno modificaba bruscamente su dirección o velocidad, los demás también lo hacían sin problemas. Según sus propias palabras, el avistamiento duró tan sólo tres minutos.
 

Diferentes experiencias de avistamientos de ovnis

Muchos han sido los avistamientos de ovnis que se produjeron luego de la experiencia de Kenneth. Se han observado ovnis en países como México, Alemania occidental, España, Francia, Filipinas, Estados Unidos, Uruguay, entre otros muchos.
Por supuesto que al momento de relatar estas historias hay que saber diferenciar entre una verdadera experiencia narrada con respeto, y una fábula extraída quizá de un cuento de hadas. Hay que tener siempre presente que estos temas deben tratarse en forma adecuada y responsable, de nada serviría inventar historias, porque en definitiva seríamos nosotros mismos los perjudicados que creeríamos en una “realidad” errónea. Muchas son las investigaciones que existen hoy en día sobre ovnis, ellas buscan encontrar respuestas reales y merecen todo nuestro respeto. Por ello cada uno de los avistamientos de ovnis son cuidadosamente analizados. Puede suceder que un agricultor haya creído haber visto un ovni, éste, aunque su intención no haya sido engañar, puede quizá equivocarse y su visión puede tratarse simplemente de un nuevo avión desconocido para él. Sin embargo, es difícil que un piloto experimentado y conocedor del tema, equivoque su visión, lo más probable es que si ve algo que le parece extraño, entonces se trate realmente de un objeto extraño, o al menos no visto frecuentemente en el planeta tierra. Aunque por supuesto, no se debe subestimar ni sobreestimar a nadie, cada experiencia debe ser analizada de manera objetiva y técnica.

Avistamientos de Ovnis
Existen relatos acerca de avistamientos de ovnis en Salto, (Uruguay). Se dice que en un campo, muy lejos del centro de la cuidad, descendió un extraño objeto volador. Según las marcas del suelo, y ya que el mismo presenta quemaduras de un diámetro no mayor a cuatro metros, se ha clasificado a este ovni como un platillo volador de cara superior convexa. Como se ha mencionado anteriormente en la sección “Los Ovnis”, este tipo de naves no poseen patas, manteniéndose suspendidas a metros del suelo, provocándole quemaduras persistentes en el tiempo. Muchas son las personas que visitan anualmente éste lugar y afirman que durante la noche se observan extraños destellos en el cielo. En el mismo campo en el que descendió el ovni, anteriormente se había colocado la gruta de un santo, por ello muchos creen que este lugar tiene poderes curativos. Algunos expertos se han acercado al lugar con el fin de encontrar signos de presencia extraterrestre; aunque claro que la veracidad de ésta historia aún no está confirmada por ninguna compañía investigadora.
Otra historia muy conocida fue la relatada por el piloto de Lufthansa y sus cuatro compañeros de la tripulación que lo acompañaban al momento de uno de los avistamientos de ovnis más conocidos.
En febrero de 1967, justo antes de aterrizar en San Francisco, observaron que no muy lejos de ellos, a un kilómetro aproximadamente volaba una extraña estructura de aproximadamente doce metros de diámetro. Ésta tenía vivos colores metálicos, casi cegadores, de la misma se desprendían muchas luces multicolores. Los hombres narraron esta historia en la Universidad de Colorado. La única respuesta que obtuvieron fue que lo que habían observado se trataba simplemente de una pieza de un cohete que se habría desprendido durante una experimentación. Por supuesto, esta explicación no les resultó para nada convincente, porque claro, como es posible que una simple pieza de un cohete pueda volar durante quince minutos, manteniéndose en el aire, sin caerse y emitiendo todo tipo de destellos. Es extraño, las piezas solas no son capaces de funcionar, para ello deben formar parte del cohete; de todas formas no hubo ningún tipo de investigación acerca de éste acontecimiento sobre los avistamientos de ovnis.
 

 
 
Copyrigth © 2010 Ovnis Reales.