Rituales de Magia

En la antigua Grecia también existieron sacrificios humanos para rituales de magia, pero lo que tiene de peculiar es que las victimas mayormente eran criminales y prisioneros de guerra. En algunas ocasiones las victimas fueron elegidas por los oráculos o sacerdotes adivinos, como también hubo algunos que se ofrecieron con el fin de salvar a su pueblo conjurando la sequía, el hambre, las pestes, etc. Adquiera su Manual de Hechizos Vudú AQUÍ

Rituales de Magia

En esa época Aquiles, Aristómenes y Zeus sacrificaron a muchas personas de su pueblo. Pero en Esparta, Licurgo (unos 850 años a.C.) se decreto la prohibición de sacrificios humanos aunque sean con fines de rituales de magia. En aquellos tiempos las inmolaciones humanas, se practicaban mucho en los medios rurales.
Cuenta la historia que quien provocaba los sacrificios humanos era la diosa Atenea pero otras versiones dicen que era el oráculo Defos quien sacrificaba vidas por causas mágicas y religiosas. Aunque nunca se supo si la orden era de sacrificar personas o animales para los rituales de magia. Lo que si esta claro que si bien existen muchas leyendas de sacrificios humanos también existen los casos de antropofagia, ejemplo: Polifemo y del Minotauro.
Polifemo era un cíclope, hijo de Poseidón y de la ninfa Thoosa. Los cíclopes son criaturas de un solo ojo. Homero decía que estos monstruos vivían en cavernas temerosas donde se alimentaban solo de carne humana, todo aquel mal afortunado turista que pasaba cerca de esas cavernas era devorado por estos cíclopes.
El más Temible y famoso de los cíclopes era Polifemo, según el Servio este monstruo tenía 3 hijos. Con 3 ojos, esta dibujado en una pintura en Herculano.

Una historia que aporta a los rituales de magia

Existe un episodio muy conocido mítico_ histórico que aporta a la historia de rituales de magia, en el cual interviene Polifemo; es el de Ulises, contado en la Odisea por Hornero. (Poeta)
Tanto Ulises, como alguno de sus hombres quedaron atrapados en la cueva de Polifemo, cuando este cerró la entrada con una roca gigante. El temible Polifemo devoro a seis de los hombres de Ulises, pero de pronto Ulises tendría una idea para poner a salvo a los demás; este emborracho al cíclope y mientras Polifemo dormía, calentaron a fuego una especie de lanza gigante y se la clavaron en el único ojo que tenía el cíclope, dejándolo ciego. Lograron escaparse agarrados de unos carneros cuando estos salían a pastar.

Virgilio en la Envida, contaba como Eneas, cuando escapo de Troya con algunas naves, paro en la isla donde habitaba Polifemo, viendo a aquel monstruo ciego y se topo con uno de los compañeros de Ulises, llamado Aqueménides, quien se había quedado atrapado cuando Ulises y sus hombres escaparon, este narraba su horrorosa experiencia dentro de aquella enorme y temible caverna, donde veía al cíclope comer carne humana, su aliento son las entrañas y la sangre de muchas victimas. Aqueménides vio como devoraba a dos de sus compañeros, decía que entre sus dientes vio palpitar las carnes todavía caliente “librad la tierra, oh dioses, de tal plaga”.
El mito del Minotauro, es posible que su origen sea una ofrenda de sacrificios humanos con rituales antropófagos que los griegos debían pagar al reino de Cretan.
Pasado el tiempo, estas historias fueron cambiando y nació la asombrosa historia del Minotauro, mitad hombre mitad toro.
Se dice que este monstruo nació de las relaciones amorosas de Pasifae con un increíble toro blanco.

Rituales de Magia

Otra historia que aporta a los rituales de magia

La leyenda cuenta que en siglos antes de Roma, vivían en Creta un rey llamado Minos. Este tenía una esposa, muy hermosa y ardiente llamada Pasifae, la que buscaba hombres fuertes y atléticos los que saciaran su apetito sexual.
Pero no había quien la dejara satisfecha, hasta que un día cerca de su palacio apareció aquel hermoso toro blanco del que se enamoró perdidamente y de la atros unión nació una criatura mitad hombre, mitad toro. Se le llamó minotauro, en recuerdo del rey Minos y por el toro. El rey espantado de aquel monstruo engendrado mando a construir un laberinto en Dédalo para evitar que lo maten.
Era imposible salir de ese magnifico laberinto. Allí vivió el Minotauro lleno de salud y con libertad de comer sus pastos por donde quisiera.

 

Búsqueda personalizada
 

 
Volver: Los Rituales
Copyrigth © 2009-2010 Los Rituales.