Tipos de Sectas
 

 

 


Tipos de Sectas

 

Búsqueda personalizada

Sectas satánicas

Se entiende por "secta satánica", a un grupo de personas que se reúnen con el fin de adorar a entidades demoníacas, con el objetivo de obtener beneficios muy concretos: riqueza, belleza, juventud, poder.
Por lo general, los miembros de estos tipos de sectas satánicas suelen ser individuos con trastornos psicológicos y con serias dificultades para insertarse en la sociedad.
En las reuniones de las sectas satánicas suele ser común, el hacer parodias de los ritos cristianos y las ceremonias están cuidadosamente planeadas.

Tipos de Sectas
Para integrarse hay que pasar por una serie de pruebas. Siempre son pequeños grupos sumamente cerrados.
Pero no hay que confundirse. No todos los tipos de sectas son destructivas y muy pocas son satánicas. Una cosa es mantener creencias que se separan de las de la mayoría o seguir a un líder y otra, muy distinta, es participar en actividades peligrosas o directamente delictivas, como en algunos casos muy específicos.
Por lo general, una secta es un grupo cerrado que se aglutina alrededor de un "gurú" o líder carismático.
Sólo se considera que una secta es "destructiva" cuando sus miembros sufren algún tipo de daño físico, psíquico y/o moral. Y en el caso del "satanismo", la palabra lo dice todo; las creencias del grupo están orientadas a adorar al diablo o entidad maléfica.

Religiosas destructivas otro tipo de sectas

También es la marginación social

Las causas para que nazcan estos tipos de sectas dañinas son múltiples. Por lo visto, entre las más importantes es la marginación social que se vive en la actualidad. Hay una escasa falta de referentes, lo que hace que una persona busque un grupo de pertenencia, un ideal con cual identificarse y por el cual luchar.
Pero sería un error el culpar a los líderes que manejan las sectas ni a los adeptos.

Existe gente propensa para ingresar en las sectas

En período de vulnerabilidad

Tipos de SectasCualquier persona es un miembro potencial de cualquiera de los tipos de sectas que existen, especialmente cuando las cosas le van mal en su vida.
Nuestras investigaciones muestran que no hay un "tipo" propenso a unirse a las sectas, ni tampoco el ser miembro implica una condición psicopatológica previa.
Más bien, se cree que, cualquiera que pasa por un período de vulnerabilidad en su vida (un período de transición, tiempo de pérdidas o períodos de soledad) queda abierto a su influencia.
Aunque el período de vulnerabilidad sea transitorio, si el miembro de cualquiera de los tipos de sectas que existen, se aparece y con destreza e insistencia emplea señuelos simples y procedimientos de control, durante esos períodos, el individuo puede ser influenciado fácilmente.
Un ejemplo son las depresiones, las cuales son la causa más frecuente de permeabilidad, hecho que se agrava durante la adolescencia y juventud.

Es así que, cuando un joven está deprimido por algún desengaño reciente, una pérdida o algún fracaso en sus estudios o profesión, el ofrecimiento que les haga el miembro de la secta de un grupo, constituye una falsa solución a la serie de problemas internos de tipo psicológico que pueda padecer.
Mucha gente cree que los jóvenes que se unen a algunos de los tipos de sectas son inadaptados, que son producto de familias o desunidas.
Este modo de pensar es erróneo y, a lo que lleva, es a echarles la culpa a las víctimas.
También, se sostiene que algunos miembros eligen involucrarse libremente y que se sienten felices de haberlo hecho. Pero esto, lo que oculta, en realidad, es que la mayoría de las sectas cuentan con estrategias para influenciar e inducir a la gente a ingresar.
En conclusión, el problema de las sectas es un asunto multifactorial y complejo. Un análisis cultural, social y psicológico, además de la evaluación de cada situación personal es la única forma de comprender su accionar y efectos.
 
 
 
Copyrigth © 2009/ 2010 Las Sectas. Todos los derechos.