Inquisicion

El papa Gregorio IX publica una constitución en el año 1231. En la misma pone de manifiesto la Inquisitio heréticas pravitatis, la Inquisicion de la depravación herética, para lo cual se crea de un tribunal eclesiástico encargado de investigar y castigar los delitos contra la fe.

Inquisicion

De todas maneras, aunque esta constitución fue la que realmente plasmó e hizo pública la inquisicion; ya alrededor del año 1179, el papa Alejandro III, se había encargado de decretar que se debería tomar medidas drásticas contra toda persona que realice actos que fueran en contra de la religión. Estas medidas incluían la destitución de cargos, someter a estas personas a la servidumbre y la retención de sus bienes. Lucio III escribe una constitución en el año 1184 en la cual exige a los obispos que éstos deben recorrer las aldeas de su diócesis todos los años buscando herejes. Además reclama a los nobles que deben ayudar a la iglesia a combatir y castigar estos delitos, así como también, toda persona debe comunicar a los obispos si conoce actos de herejía.

Con la constitución de Lucio III se brinda libertad plena a los obispos para actuar, por lo que se la considera el punto en el cual nace la inquisicion episcopal. El papa Gregorio IX entonces toma como punto de partida esta constitución y le agrega la decisión del concilio de Avignon, la cual indica que en cada congregación debe formarse un tribunal integrado por un sacerdote y tres laicos dignos. Éste tiene la obligación de encargarse de la búsqueda de herejes y a quienes los ayuden a ocultarse o trabajen para ellos, ya que éstos últimos también deben ser castigados con penas drásticas. Además la población en su conjunto también debe ayudar a combatir estos delitos, de eso se trataba la inquisicion. Sólo aquellos acusados por la iglesia, pagarán las condenas que se les adjudiquen y todos los que hayan cometido herejía y deseen volver a la fe, serán encarcelados de por vida para confesarse y rehabilitarse. Únicamente un obispo u otra persona eclesiástica, tienen el poder de declarar y juzgar a una persona por hereje.

 

Porque se origino la inquisicion

La inquisicion era necesaria en la época en que surgió y no puede decirse que la misma nació de un modo anticipado. La iglesia católica se sentía amenazada en toda Europa por actos de herejía que confundían a los católicos, por lo tanto ésta debía tomar medidas frente a estos actos, como forma de defensa de sus principios.

Aunque posteriormente la inquisicion se desvió de sus metas iniciales y se cometieron actos excesivos y atroces, no se debe olvidar los orígenes reales de la misma. A mediados del siglo XII aparecen los cataros (su nombre significa “puros”), los cuales cometían un tipo de acto herético heredado del Oriente bizantino, donde se conocía con el nombre de bogomilismo. Éstos diferenciaban dos principios tan contrarios como el bien y el mal, e interpretaban un dios que tenía las dos formas. Afirmaban que el alma humana, encerrada en un cuerpo, estaba formada por ambas partes de este dios. Los cataros crearon un bautismo “consolamentum”, que a diferencia del bautismo católico, era proporcionado a sus seguidores en el momento de la muerte o cuando éstos atravesaban una grave dificultad. Además, expresaban que la aparición del mundo fue consecuencia de un agente maligno. Esta es una de las causas de la inquisicion. Esta agrupación hacia temblar los principios de la iglesia católica de manera creciente, ya que éstos rápidamente se expandieron por toda Europa, Italia y Francia. Se fueron uniendo a diferentes agrupaciones. En Francia se juntaron a los valdenses, (una secta que tuvo sus orígenes con Pedro Valdo), y constituyeron los albigenses (su nombre se debe a la ciudad de Albi).

Inquisicion  

La expansión de estos últimos se realizó tan velozmente que superó en número a los católicos. El cristianismo se vio sumamente afectado y pese a los grandes esfuerzos de los papas y de Alejandro III, los castigos impuestos y las intensas persecuciones a esta secta, las herejías seguían produciéndose y cada vez con más fuerza, era el comienzo de la inquisicion.

Inocencio II en 1208 organizó la “cruzada contra los albigenses”, debido a una carta enviada por el conde Raimundo de Tolosa. La misma denunciaba las burlas, rechazos, y oposiciones de los herejes frente a los principios católicos e inventos sobre otras fuentes de existencia. Además, en esta carta el conde explica que los mismos católicos están confundiendo su fe y la misma esta siendo debilitada, por lo que pide que si la espada espiritual no puede combatir la herejía, entonces debe aplicarse la espada material. Esta cruzada finalmente no cumplió sus objetivos, ya que en principio fue una cruzada con fines religiosos para luchar contra los herejes, pero posteriormente se convirtió en una expedición de conquista y repartición de tierras, consecuencias de lo que fue la inquisicion, dejando devastados los lugares por lo que pasaban.

 

Búsqueda personalizada
 

 

 
Copyrigth © 2010 Inquisicion.