Dinosaurios Voladores
 
   

Dinosaurios Voladores

Quizá sea muy difícil que algún día podamos saber porque razones, en la rica historia de la Tierra, algunos dinosaurios, y en especial la rama de los reptiles intentó levantar vuelo para surcar el cielo. Es por eso que en esta parte del sitio hablaremos de los dinosaurios voladores. Lo que estudiamos es que en las rocas que se han encontrado, que tienen una antigüedad de 130 millones, junto con los fósiles de los grandes dinosaurios se han descubierto rastros de muchos reptiles que contaban con alas. El primero, del cual se encontraron fósiles fue el Pterosaurio, el cual contaba con una mano, la cual su cuarto dedo era muy desarrollado, y esta era el final de sus extremidades anteriores.

 
 
 
 
Dinosaurios Voladores
 
 
 

Lo curioso es que a ambos lados del cuerpo, existía una prolongación de su piel, tal cual la membrana de los murciélagos, y era así que estas se unían con sus brazos y el cuarto dedo, desplegando así un par de alas bastantes rudimentarias ya que no contaban con una armazón central lo cual las hacían vulnerables. Estos dinosaurios voladores trataban de no posarse sobre la tierra, ya que se les podían dañar sus alas por las formas del terreno. Lo que hacían estos animales, era planear lentamente por el cielo, y cuando necesitaba descansar lo hacía en las rocas o en las copas de los árboles. Era un animal que si tenía la desgracia de caer a tierra, le era sumamente dificultoso levantar vuelo, para ello se trepaba a las rocas ayudado por sus dedos, el tema es que se le dañaban las alas fácilmente.

Otros conocidos dinosaurios voladores

Otro de los dinosaurios voladores más conocidos, pero también antiguo era el Dimorfodonte. Su parecido era el de un horrible murciélago, pero sus tamaño era enorme, tan solo su cabeza medía veintidós centímetros de largo. Contaba con una boca, la cual tenía unos dientes muy desarrollados, los cuales eran grandes los delanteros y más pequeños los traseros. Contaba con una enorme bolsa, tal cual la de los pelícanos, en la cual guardaba los insectos que cazaba durante su vuelo, antes de tragarlos. Sus patas traseras eran robustas y articuladas, lo cual nos hace pensar que es un animal de presa. Por los lugares donde más andaban dichos dinosaurios voladores eran las costas, lo cual también pensamos que se alimentaba de peces, que los capturaba en sus vuelos al ras del agua.

 
 

Dinosaurios VoladoresEstos aparecieron en los principios del Jurásico, pero los Dimorfodontes se extinguieron rápidamente, y dieron lugar a otros reptiles alados de diferentes formas y dimensiones. Hemos estudiado que el más conocido fue el Ranforrinco. Este contaba con una cola algo peculiar, por su formato, ya que esta finalizaba como un timón en forma de trapecio, y a diferencia de los demás volaba excelentemente. Cazaba a los insectos con unos dientes muy pequeños pero muy agudos. Pero estos dinosaurios voladores, también desaparecieron pronto y el cielo fue dominado exclusivamente por el Pterodáctilo.
El significado d este nombre es "dedo alado", y por supuesto, es por su gran dedo que mantenía tensa la membrana que servía de ala. El Pterodáctilo tiene de diferencia con el Ranforrinco, su corta cola, sus anchas alas y su cabeza alargada con una boca que contaba con escasos dientes. Su tamaño iba desde como el de un gorrión hasta el de un halcón; vivía en bandadas numerosas, que se encontraban en las orillas rocosas y en los bosques. Esto era para contar siempre con un lugar elevado para remontar vuelo. Se supone que dormían tal cual los murciélagos, agarrados de sus patas cabeza abajo.
Su reinado fue en el Jurásico superior, ya que más tarde, en el Cretáceo, ya aparecieron otros animales más evolucionados, y allí el más conocido es el enorme Pteranodonte. Los restos fósiles de estos dinosaurios voladores, se han encontrado en América del Norte y en Rusia.

Era un animal que cuando extendía sus alas, estas medían siete metros y planeaba siempre sobre el agua, para poder así cazar peces y crustáceos. Era un gran volador, se podía alejar hasta cien kilómetros de la costa en busca de sus presas, pero lo increíble es que el gran tamaño de sus alas, no le permitía bajar en un terreno normal. Cuando quería posarse en tierra, suponemos que debía arrastrase sobre su vientre para poder desplazarse en la tierra. Sin embargo, cuando ya su reinado era total, desapareció al igual que los demás. Luego ya comenzaron más tarde a habitar los cielos las primeras aves, tal cual las conocemos hoy en día. • Subir: Dinosaurios Voladores

 

 
Copyrigth © 2009 Epoca de Dinosaurios. Todos los derechos.