Misa Negra

En la edad media a la misa negra se le llamaba “misa diabólica”, era una especie de ritual que formaba parte del sabbat. Una replica o parodia de la misa cristiana, con la diferencia que ésta es avalada por el Diablo. Dicha misa tiene orígenes muy antiguos, principalmente en el culto de la diosa Siva.
Adquiera su Manual de Hechizos Vudú AQUÍ

Misa Negra
La misa diabólica comenzó siendo simplemente una parte del sabbat, sin mayor importancia que el banquete o el baile. Pero más adelante, cuando se le llamo misa negra, ésta tuvo algunos cambios relevantes.
Ya no era una parte del sabbat, sino que era un ritual único y aislado. Pero el cambio más importante y aberrante fue el del sacrificio. Este acto comenzó a emplearse en todas las misas negras casi sin falta.
Búsqueda personalizada

Mayormente se sacrificaban niños de corta edad que no estuvieran bautizados, porque si no era así, su muerte sólo servia para glorificarlo.
Pero esto muchas veces era sustituido por animales, como por ejemplo un gallo, etc. Aunque para los fanáticos discípulos de la misa negra, esto cambiaba por completo el ritual y su significado.

Lo necesario para una misa negra

Para llevar a cabo una real misa negra primero se necesita un lugar apropiado. Preferentemente un sitio que haya tenido alguna vez fines religiosos, como pueden ser, una iglesia en ruinas, un cementerio abandonado, etc. Aunque muchas veces los adeptos al culto prefieran lugares aislados como un subterráneo, casas abandonadas, etc.
Otro requisito para la misa negra es conseguir un sacerdote desleal, o desheredado por la iglesia cristiana. Sin olvidarnos de una hostia muy similar a la católica pero de color negro, en forma de burla.
Tampoco podemos dejar pasar la imagen de la Virgen desnuda sobre el altar, con un crucifijo invertido, que es muy habitual.

 
Después de haber tenido todo este material a disposición y organizado como se debe, puede comenzarse la misa negra. Como ya hemos dicho es muy similar a la cristiana, sólo que se sustituyen las palabras religiosas por las diabólicas, el “bien” por el “mal”, “Dios” por “el Diablo”, etc.
Mientras que una prostituta hace de ayudante, el cáliz es colocado en los senos de la Virgen. Al contrario que la misa cristiana, tanto el cáliz como la hostia, no se elevan, se bajan.
Más tarde, si es que va a existir un sacrificio, la víctima es degollada sobre un altar y como acto siguiente, beben su sangre derramada como vino. Y después de esto, los actos en la misa negra, son de total libertad, no hay pautas ni reglas.
 
 

 

 
 
Copyrigth © 2010-2011 El Demonio.